Rant of a neurodivergent

And I refuse to call us disabled just because we have a different perception of the world.
I myself have more abilities, resilience, understanding and intelligence than many people and I consider myself an average person, so I will asume that the rest of you, disorder-catalogued folks are the same.

No, my anxiety disorder doesn’t cause me any symptoms, these are behavioural conditionings due to trauma that have helped me, like changing the way of walking can help a person with a leg injury to not have pain.

Yes, I’m on the mending, and will be all my life because this behaviours I’ve learnt at a very young age and now I have to unlearn them.

No, the ways on which I decide to/help me reroute this behaviours cannot necessarily be applied to others, every body has the way that works for them; I only can set an example in case someone finds it useful for them also.

Yes, exercise helps by promoting creation of endorfines and serotonine, but it is in no way an excuse for not having conversations about how we’re dehumanized by performance, market, productivity….

And yes, society is ableist, wether consciously or not, and this does, indeed have a great repercussion on us, specially at education or work enviroments; because of this “oh, no she’s going to break” thought conversations are eluded, workload not trusted on yourself, and in general an “I don’t think that X person can do this job/ is fit to do this” general treatment.
Would be nice, from time to time, to be taken seriously and not infantilised.

Would be nice to be acknogledged, read it carefully, not a pat in the back, no congratulations, not be measured differently, just acknowledge that in order to function like someone whose thinking is not a little bit to the left we need to make an extra effort.

That we have a limited amount of energy, and that we must be extremely careful on what or who we spend it

To sum up I could simply say we’re, more often than not, just wanted to be treaten like normal people; the problem is that it’s so normalized to treat people like shit that, when we ask for respect of our boundaries or triggers, ableist society says that they have to treat us with “kindness” or that we’re “fragile”, no dear, maybe we should just normalize treating everybody with basic respect.

Laurel

Laurel is a plant strongly linked to succes and glory, Romans wore crowns made of it when they came back victorious from a war campaign. Even the Spanish word “laurear” means to honour or present high respect to someone.

All of this is because laurel is associated with Apollo, the Sun God, in the myth of Daphne which tells the story of how the young maiden transformed herself into a laurel tree to run away from him and his obsessive love. The myth concludes with the promise that he will put her leaves over the heads of the heroes but that is only half of the properties of laurel.

Apollo is god of the arts and of inner healing, often identified with Asclepius, whose symbol is the Caduceus with the twin snakes that we usually can find in any modern pharmacy.

Apollo is not God of the Sun in a literal way like Helios, but in a metaphorical way, for he is the inner (or mystic) Sun, being recognized as such in the Oracle of Delphi; the fact that Eros cursed him with being unable to find love (even if he was considered as the most beautiful and talented of the Gods) only proves so, for the live of the mystic is one of love towards knowledge and spiritual grow (this doesn’t mean chaste, by the way, in ancient Greece a “virgin” was an unmarried woman, not a woman who had no sex) and as such laurel is most useful not only for spells in which we want to be victorious or defeat an enemy but also in those more subtle ones to see glimpses of the future.

When using laurel for any spell is possible to use it dried (bayleaf) as it is easier to find it in any supermarket than it is to find the actual plant if it’s not autochthonous on your area.

I wouldn’t recommend burning bayleaves because it smells horrible but we could do so to “burn away” someone’s succes.

Bayleaves can be kept on inside the shoes, or put under a coin as a lucky charm for yourself or to receive constant flow of money.

If you decide to grow the plant in your yard it will become a refugee and home for the Faes and other “small people” (driads, gnomes and fairies in general). Be sure to keep milk, honey and/or cinnamon close by it to make them happy.

Wear it on a crown or hang it on your doorframe just as Romans did to receive the blessing of Apollo and keep you victorious on every part of your life.

Another way of achieving this effect is by creating an essential oil from bayleaf and olive oil and rubbing yourself with it.

Rubbing it against a mirror or putting it on a bowl of water can grant visions of the future, of your future love or of what is the way to find it.

It’s also useful for dreaming about the future if you put it under your pillow, this can be amplified using also lavender, poppy and chamomile.

And of course, pasta boiled with bayleaf and a bit of olive oil is delicious.

Rosemary

In terms of powerful cleansing herbs, rosemary is my second favourite and one of the most effective (just after rue plant, but rue plant is simply the best).
It’s one of the most basic herbs that can be used and I highly recommend it.

To grasp the nature of this plant and in what kind of rites we can use it I think we should start with its etymological analysis; in Spanish its name is Romero, a word that applies to a person who goes on a romería (both could be roughly translated as pilgrim/pilgrimage although this words don’t convey the truest meaning). A romería is a kind of travel, usually lasting somewhere in between one week and one month, done with religious purpose. In the south the most common romerías are those in which the statue of a virgin is carried from one village to the nearest one, signaling the start of the summer festivals. Two examples would be El Rocío.

Nowadays this has lost all its mystical sense and it’s only done for partying, but in origin the road was meant to cleanse yourself, to get rid of toxic psychological habits and throw out the negativity from the lives of those who chose to go on the road as pilgrim/romeros, and THAT is what we can achieve by using rosemary in our rituals, to bring the spirit of the pilgrimage, one of soul and not of body.

Here are some ideas of ways to use it:
-Boil it in water and add the result (or essential oil, but I always prefer to use the fresh herbs) to the bucket of water for cleaning the floors of your home. Start from the room farthest to the entrance door and swipe towards outside. After this throw the water in the street/outside (never in the toilet or something like that). This is the most effective way of cleansing for a house.

-Put one strand in a bowl of water under the full moon, this way it can be used to cleanse and charge stones and other utensils (this can be used as substitute of water with salt for the stones and metals that can be affected by the salt). For more efficiency on charging stuff under the moonlight instead of putting things just on the night of full moon do it when it’s third quarter and leave it until the full moon. (NEVER put stones and/or whatever you want to charge under a new moon, the new moon energy ‘takes away’, it doesn’t ‘give’)

-Essential oil can be used to clean anything, from any surface to even yourself.

-It can be used for cleansing also by burning it and passing stones, jewelry, yourself, etc, through the smoke. This I recommend mostly for persons, as opposed to the essential oils that I like to use more to clean the surfaces of the house, I feel that by using its fumes is easier to clean the ‘non visible, non physical’ part of ourselves.

-It can also be burnt alongside a note in spells used to get rid of our bad traits or negativity in our lives. In general I like to use fire in this kind of rites, I’d usually write down the spell and burn it while reciting. By adding rosemary to the fire we give a boost of power to it.

-Hanging it by the front door of your house and/or by the windows will protect your home. There are various plants that can be used for this and rosemary, as said before, is one of the most effective. It’s even better if you can grow a plant yourself in your yard (and it will smell heavenly on summer nights).

-In spells where you want to write down the effect in a candle so it burns away slowly you can also use a strand of rosemary to do it.

-It can be kept alongside your tarot deck.

-It’s awesome for seasoning meat, and when thrown in the fire of a barbeque the smell would give the meat a great flavour.

Oración abrecaminos/Ways opening prayer

Que todo mal se aparte de mí,
que mis pies corran ligeros, seguros y firmes;
Que quien me desee mal así lo reciba de vuelta,
y que quien me busque como enemigo encuentre a sus propios enemigos;
Que toda piedra que encuentre en mi camino sea sólo para aprender,
y que no encuentre obstáculo que me haga caer ni montaña que no pueda escalar;
Que el viento sople a mi favor,
que no se apague la antorcha que me guía y que se abran todas las puertas a mi paso.

————————————————–

Let all evil be away from me,
that my feet run light, sure and firm;
That whoever wishes me bad receives it back,
and that whoever seeks me as an enemy finds their own enemies;
That every stone I might find in my way serves only to learn,
and that I find no obstacle which makes me fall or mountain that I can not climb;
Let the wind blow in my favor,
the torch that guides me be not extinguished and let all the doors open in my path.

“I’m sorry”

“I’m sorry” she said, her eyes downcast “I never wanted to make you feel like this. I know I’ve been acting like a fucking stupid. I overthought things, as always”

He just stood there unmoved with a cynical look “I just don’t think you say this because you mean it, it’s just another of your ways to make me pay attention to you”

That one hurt. Maybe he was right, maybe she just wanted that he spoke to her again, to be back at the times they had fun and pretend nothing of this has happened at all but no, a part of her probably felt like that, but she knew it was too late, that as usual she had fucked it up once again.

“Listen, I’m not gonna bother you anymore. Keep your way and I’ll go on my own bussines. I’ll not even look at you if you don’t want me to, I’ll stay far from you. I’m truly sorry for all of this, and maybe some part of me still would want to be near you but I couldn’t live with myself knowing I’m making someone feel uncomfortable, that I’m hurting someone. That is the last thing I want. Just….take care of yourself please, and don’t feel bad because of this, it hasn’t been your fault at all, it was all my mistake. Be happy, please”

And with that she turned away. She would never look back, she didn’t mind what he thought of her anymore. She just wanted him to be happy and knew that she was an impediment for him to do so.
So she left.

However she could never take him out of her heart.
But that is a secret she would never tell anyone.

La globalización de la moda lolita

En más de una ocasión he hablado sobre cómo el lolita y las lolitas hemos cambiado (la más exhaustiva aquí) y de que es un proceso evolutivo común. La semana pasada sostenía una conversación por facebook sobre éste mismo tema que me ha hecho replanteármelo desde un nuevo punto de vista.

Ésta conversación partía de cómo el ideal estético del lolita ha cambiado, bien, como digo arriba y en el enlace no somos ni el mismo país ni la misma época, somos personas que hemos convivido con el lolita durante, para much@s, décadas y es una situación totalmente comprensible sobre la que, a priori no merece la pena lamentarse (es tan sencillo como alejarse de lo que no nos gusta y mantener lo que sí, por ejemplo); y digo a priori porque ahora me planteo si no será que éstos cambios se han expandido más profundamente de lo que tod@s pensamos, si no habrán tocado la raíz más íntima del lolita y lo están trastocando, o en todo caso si estamos contemplando con los mismos ojos algo que dista de la idea original y que debe ser definido de nuevo.

Como he dicho, la conversación partía de cómo el ideal estético del lolita ha cambiado, hemos pasado del candor rococó aderezado con un punto de romanticismo a, como decía la persona que iniciaba, querer parecer “señoras” o como mínimo representar un lolita mucho más engrandecido o solemne; éste es el primer cambio producido por el lolita occidental: La necesidad de justificarse.
Recuerdo cuando hace…ni me acuerdo de cuantos años, pero llevaba poco en el mundillo y encontré un documental por vimeo o alguna otra plataforma de vídeo alternativa, y me acuerdo casi avergonzada la “bronca” que le metí a las personas que subtitulaban el vídeo (era un reportaje japo) porque salían lolitas diciendo que lo usaban porque era lindo o porque sí y en mi cabeza no cabía aquello, es un ejemplo de la diferencia de mentalidad que influencia el lolita más allá de lo que nos damos cuenta. No es una cuestión de occidente vs oriente es que por ésta necesidad (estúpida) de justificación hemos cambiado tendencias enteras en el lolita. Hemos pasado de lo que comentaba ésta persona a el decololi y el sweet OTT sólo porque “Oye, que no somos góticos” y de ahí pasamos al Classic OTT porque “Es que las lolitas no somos infantiles”.

Como si aquellos que nos miran con malos ojos no fueran a buscar cualquier excusa para criticarnos. Como si se merecieran que les diésemos una justificación de vestir nuestro cuerpo como nos da la gana, como si tuviésemos que darla si quiera.
Día tras día, entrevista tras entrevista, las lolitas nos esforzamos, es casi un requisito indispensable, que demostremos que somos personas como cualquier otra porque claro, nos salimos de la norma pero somos normalesantes que lolitas somos personas fué el leitmotiv de toda una generación lolita que también se ha ido expandiendo hacia el corazón de la subcultura, su significado último. Recuerdo cómo se criticó ésto diciendo que era “sabido más que de sobra”, o en palabras de Candy:

[…]amparado en un fundamento que viene a decir algo así como que “ el Lolita no supone vivir en un mundo edulcorado y que las lolitas son seres reales” y bajo este precepto, una lolita que lleve en esto algo de tiempo es que vamos, sale corriendo, es como si le dices a un motorista que le vas a dar sentido a sus días diciéndole que una moto lo es porque tiene dos ruedas, la cosa ya es que parece un mal chiste, por más que algunos os aplaudan la gracia.[…]


Ésto que todas consideramos tan de lógica una de dos: o no lo entendemos tan bien como deberíamos o se nos olvida a ratos, porque otra de las cosas que ha cambiado íntimamente al lolita ha sido la convivencia forzada, decimos que “somos personas antes que lolitas” pero luego nos creemos que por ser lolitas somos mejores que el resto de personas (y cámbiese la palabra lolita por cualquier otra cosa alternativa o fuera de lo normal) cuando la realidad es que sí, somos personas y como tal aprovechados, oportunistas o quien sólo quiere malmeter también hay aquí. Que se quiera estar en comunidad o conocer nuevas personas es maravilloso, pero que por huevos tengas que estar ahí porque si no pierdes tu derecho a todo con el lolita es un cambio muy drástico en su corazón, que nació casi podríamos decir por egoismo, y ante el cuál todos deberemos posicionarnos.

Ahora, y debido tanto a ésta convivencia forzada como a el concepto de la vida moderna nuestros modelos han cambiado; De ésto debo decir que no son culpables las lolitas occidentales si no el ritmo del capitalismo y ésto es algo mundial. De los tiempos de: “Sí, somos personas no cambiamos por entrar al lolita, pero eso no significa que no seamos soñadoras o con un cierto toque de magia e ilusión, y por tanto vamos a querer saber cocinarnos algo rico y bonito que nos acompañe en un día señalado, o bordar algo especial en una prenda especial, o símplemente reflexionar sobre ésto que nos hace felices” pasamos a los tiempos del quiero más y más y más.

La figura del filósofo ha muerto, ha muerto el historiador, el detective que indaga en los cimientos de la subcultura. Hoy queremos ídolos hechos a nuestra medida: Que suban al menos una foto al día para que no nos olvidemos de ellos, que sean bonitos de ver y que su ropa esté como mínimo bien combinada y sea excepcional (el burando aún importa pero parece que si el conjunto es increíble no prima tanto la procedencia), que sean amigos de todos y tengan siempre una sonrisa guardada. Importa más el carisma que el trabajo y aún así somos tan hipócritas que les exigimos un mínimo de reivindicación social sólo para no sentirnos mal de adorar a una persona superficial. Pero sólo un poco, no queremos parrafadas de lucha todos los días, que al fin y al cabo lo que importa es ser bonito. Es la idea de que el lolita es sólo una moda elevada a decidir por todas las demás personas que lo integramos quién nos va a “representar”.

Hoy tenemos un lolita de eventos, un lolita en el que importa quién hace el mejor evento y quién lleva el mejor conjunto y en el que parece que fuera de ésos lugares no se puede. El lolita es un rechazo social tácito aunque no violento y sin embargo ahora te dice que no puedes ponerte esto fuera de una quedada, o es lo que nos hemos hecho creer a nosotr@s mism@s. Tal como me pasó a mí pienso que nos hemos acomodado a la comunidad, a hacer cosas acompañados de un grupo que nos respalde.

Hoy las comunidades deben redefinir su papel para el futuro Si quieren seguir con el modelo de “clubs” o “asociación” en el que tengan un número de afiliados que comparten sólo éste interés común, y por ello su único propósito sea captar nuevos miembros y dar buenos eventos o por el contrario si quieren manetener el ideal antiguo, y ser grupos de amigos que puedan compartir experiencia, vivencias, consejos y otros: Si somos grupos de amigos cuando alguien no esté a gusto o no se esté a gusto con alguien se seguirá sin ésa persona, pero si nos orientamos al modelo de clubes ésta relación será similar a la de un compañero de trabajo, de quien se prescinde si no realiza sus tareas;ser ambas cosas es insostenible, ya que cuando una relación amistosa se malogra está la obligación de mantener la otra, la profesional, y viceversa.

El lolita es diverso y la diversidad es belleza, pero al igual que en los tiempos de la “guía de la lolita” publicada por la Bible, hoy hay muchos que nos sentimos disconformes con el rumbo que se ha tomado. Como bien se suele decir “ni tanto ni tan calvo”, por favor. Debemos reflexionar, todos hacemos el lolita y es tarea de todos redefinir qué queremos que sea para la siguiente generación; pensar en cómo queremos y hasta que punto dejar que sean las empresas quienes decidan qué es por nosotros, hasta cuando vamos a permitir que la globalización y el capitalismo se lo coman todo para vomitarlo como producto marketizado listo para consumir sin remordimientos.Tenemos que saber quiénes queremos ser, porque si no lo sabemos seguirán manipulándonos como quieran

Gothic Lolita VS Lolita Goth

Antes de conocer el lolita yo me movía por el mundo gótico y en aquellos tiempos, en los que el lolita comenzaba a llegar por éstos lares, recuerdo que las chicas góticas empezamos a sentirnos atraídas hacia una imagen contrapuesta de bizarro y elegante, de sexy e inocencia. Probablemente ésto estuvo influenciado por la llegada del lolita (el japonés) pero el rollo que se llevaba en los mundos góticos tenía más que ver con la lolita de Nabokov en el sentido de la femme fatale, de la chica a la que te sientes atraído irremediablemente.

Gothic lolita VS Lolita goth

Las lolitas automáticamente vemos a la persona de la derecha y gritamos “¡ITA!” pero lo que no tenemos en cuenta es que efectivamente éso NO es lolita si no la visión a la que llegaron de ello desde el mundo gótico. Mientras que el Gothic Lolita le añade la inspiración oscura del romanticismo al lolita (con su modestia, inocencia, blah blah) lo que yo he llamado “Lolita goth” es lo mismo pero a la inversa, es añadirle al gótico ése punto inocente o jugetón.

Tenemos que tener muy presente que el gótico YA tiene la herencia del romanticismo, aunque ésta influencia histórica no sea tan marcada como en el lolita; y que estamos hablando de la época de personajes tan famosos como Emily the Strange que representaban de alguna forma ésa oposición entre lo oscuro/macabro con lo inocente/la niñez.

Mi conclusión es que éso que todas las lolitas llamamos Ita no es otra cosa que la influencia que tuvo la exportación del lolita en el estilismo gótico (El gótico influencia el lolita y luego el Gothic lolita lo influencia de vuelta). Siempre va a ser la visión gótica de la inocencia oscura, nunca va a ser lolita, por lo tanto no es Ita, es simplemente gótico.

(Distinto es la gente que lo usa diciendo que efectivamente es lolita, cuestión comprensible ya que aunque no son iguales se parecen y el gótico está mucho más arraigado que el lolita.)

El individuo como representación del colectivo

Hoy quiero escribir de un tema que me lleva algún tiempo rondando la cabeza, es uno de esos temas que no me gustan pero que por desgracia entiendo que la gran mayoría de la sociedad se comporta así.

Casi todos tendemos a extrapolar nuestra impresión de un individuo al grupo al que éste corresponde: si un médico es desagradable tendemos a pensar que todos los médicos lo son, un ejemplo que se me ocurre así rápidamente. Resumiendo, que nos formamos ideas de todo un colectivo sólo por el comportamiento de una persona.

Primero y principal detesto la idea de “grupo” tal como se tiene en cuenta en éstos criterios porque es colgar una etiqueta a alguien para que encaje dentro de un sistema de valores preconcebido, pero entiendo que esta forma de comportamiento ayuda al colectivo a “evolucionar” y que aunque no me gusta tiene su función.

Habiendo establecido ésta idea general, pasamos a la particular del lolita, que para empezar es algo “raro” en nuestra sociedad (entiéndase por raro la definición de la RAE de que no es algo que se dé mucho en el entorno, no que sea algo malo) y como tal, si ya como parte de un grupo estamos sujetos a éste fenómeno, como miembros de un grupo raro inmediatamente todas las lolitas nos convertimos en ejemplos que todos tomarán como referencia en su futuro trato con otras lolitas, doble presión vaya.

Sé que no soy la primera ni la única a la que le disgusta ésta idea, pero lamentablemente es así, en el momento que salimos a la calle se asociará la idea de lolita con nuestro comportamiento. Hay quien se para y cuando la gente cuando le pregunta sobre su atuendo le habla del lolita y la subcultura pero pienso que no siempre hay que hacer ésto.

A mí, la presión de que mis actos representen inmediatamente a todo el colectivo de lolitas me mata, soy creo de los peores ejemplos de lolita posible; ni me arrepiento de ello ni pienso que las lolitas no deban comportarse de determinadas maneras, somos personas por encima de todo, pero éso lo sabemos nosotras, para el resto podría suponer pensar que todas las lolitas se comportan como yo; por eso nunca hablo del lolita con nadie de la calle. Si me preguntan por qué me visto así simplemente digo porque quiero o me apetece, o de qué voy vestida les digo que de “yo misma”, y a mi parecer no deberíamos soltar tan alegremente a cualquiera eso de “se llama lolita y es una subcultura japonesa”, el desconocido a mi modo de ver debe de presentar un interés real y un poco de respeto y amabilidad, así medianamente se puede dilucidar que es una persona que no tiene por qué necesariamente extrapolar su experiencia contigo con otras lolitas, que no será alguien “prejuicioso” para con otras personas que forman parte del colectivo.

A la misma vez trato de decir también a las personas que somos “alternativas”, y a todas las personas en general, que no sean prejuiciosos a su vez, y que no extrapolen su experiencia con alguien a todo un colectivo.

Moda lolita y psiconautica

Recientemente he estado sumergiéndome un poco en el mundo de la psiconáutica; fue un encuentro bastante casual descubrir éste termino y sus practicas derivadas, pero conforme he ido leyendo sobre el mismo no podía dejar de pensar en su similitud con el Lolita, hasta el punto de llegar a preguntarme ¿Son las Lolitas acaso un tipo de psiconautas?

En primer lugar ¿Qué es la psiconáutica? Se refiere sobre todo a los métodos de aquellos investigadores que utilizan un estado alterado de conciencia inducido para llegar a comprensiones más profundas de si mismo con motivo espiritual o científico.

Sus similitudes
Hay muchas formas de conducir a la mente a éste estado propicio (alucinógenos, meditación, hipnosis, y un largo etcétera) pero el que nos atañe con respecto al Lolita es el ritual.Ritual: Serie de acciones realizadas por su valor simbólico, basadas en una religión, ideología, creencia, tradiciones, etc. Aunque se pueden confundir con una acción cotidiana, son acciones relacionadas a creencias y por lo tanto, acciones especiales, aunque se practiquen a diario. 

Tomando ésta definición de la palabra vemos que el Lolita se compone de rituales que expresan nuestra visión del mundo a través del arte y la estética, sea cual sea el significado que cada una encuentra tras ellos (lucha por el feminismo, por la vuelta de la cultura, etc.) todas los realizamos más o menos a menudo; ésa Lolita que está planeando su coord, escribiendo un tutorial para ayudar a la comunidad, o preparándose para salir de casa: Cada movimiento, cada palabra, cada elección están meditados tomando en consideración los “guiones” o “directrices básicos” del Lolita y el gusto particular de cada una medidos para que encajen en la perfección.

Estado alterado de la conciencia: Ya desde el principio las Lolitas tenemos una visión distorsionada de la realidad pues consideramos como “buenas” o “bellas” cosas que la sociedad en general mira con rechazo, ya sea en oriente o en occidente. Mediante el ritual como ya he dicho es como la Lolita accede a su estado de conciencia propicio para el análisis (aunque sólo sea un análisis de “que bien montado esta ese coord”).

El análisis: Entonces es cuando surgen las cuestiones filosóficas y estéticas primordiales que llevan a lo que es el Lolita y a como ha evolucionado y evolucionará condicionado por las personas que lo integran: ¿Qué significa vestir así? ¿Por qué yo me encuentro bien haciéndolo? Es fundamental en la psiconáutica abrir la mente por completo a éstas conclusiones y adaptarlas a nosotros cuando provienen de fuera y el Lolita es exactamente igual; ya sea en ideología, estética o filosofía, solo podemos sumergirnos realmente en él cuando tomamos los patrones básicos y los ajustamos a nuestro propio modo de pensamiento.

Fin del viaje: Como con casi todo en la vida, la experiencia psiconáutica se considera un viaje, comenzamos desde cero, sorteando obstáculos y cuando llegamos al final es momento de mirar hacia donde estábamos y darnos cuenta de cuánto hemos avanzado. En el Lolita es súper común ver preguntas del tipo cuándo empezaste y cómo; imagino que es una condición implícita en el hecho del paso del tiempo, pero más allá de esto recordad como se dice siempre (o se decía) aquello de “Uno simplemente no deja el Lolita, porque es la exteriorización de los gustos de la persona, así que es muy improbable que esto pase” se asume que el “Viaje del Lolita” te cambia, no eres el mismo antes y después, y precisamente ésta es la gran meta de la psiconáutica.

Influencias psiconáuticas en el Lolita: Habrá muchas otras, pero me quedo con dos principales

  • El romanticismo: Surgido como corriente opuesta al pensamiento analítico del Neoclasicismo, reivindicaba la libertad de acción y la subjetividad; definía a todos esos “locos” que no se sentían parte del mundo en el que vivían sino que buscaban sus propios caminos y la libertad, valorando como auténtico lo extraño, diferente o alejado de la norma (¿Hay algo más identificable con el Lolita?). Mi psiconauta no consumidor preferido de la época es William Blake quien como buen romántico que se preciara tenía un espíritu revolucionario y su ideología expresada de forma recurrente aludía a menudo a los mecanismos de control de los que hacían uso las instituciones (el miedo y el poder) para imponer sus verdades categóricamente.
    (El Cultivador: Pensamiento psicodélico; El consumo decimonónico)
  • Alicia en el País de las Maravillas: Es “el viaje” psiconáutico por excelencia. El cuento, está repleto de alusiones, de esta forma la obra, para muchos, fue una fuente de rebelión argumentada, una puesta en ridículo de una sociedad encorsetada. Cuando Alicia está ya en la casa del Conejo Blanco bebe “por curiosidad” un frasco, haciendo alusión a la capacidad de decisión del ser humano ¿Desde cuándo tenemos que tomar ciertas sustancias/ vestir o pensar de una manera sólo porque nos lo indica otra persona? ¿No puede juzgar cada cual el riesgo y disfrute, obrando en consecuencia?; así mismo, en su diálogo con la Oruga ésta lanza una de las preguntas más importantes de la psiconáutica “¿Crees haber cambiado?”. Igualmente Alicia come la seta buscando el “tamaño perfecto” la “mejor forma de ser” o en el caso aplicado al Lolita el “canon de belleza personal”. Existen innumerables pasajes del cuento que nos recuerdan a la psiconáutica a través de la necesidad de desaprender ciertos comportamientos y formas de actuar socialmente aceptadas, de dar rienda suelta al inconsciente, al instinto, a la creatividad, para así recordar algo más importante, más fundamental que ninguna otra cosa: El único fin que existe tras todo nuestro esfuerzo y trabajo es hallar un poco de felicidad en un mundo errado. (El Cultivador: Pensamiento psicodélico; Alicia en el País de las Maravillas) 

Aires de juventud

-¿Recuerdas, Lolita, cómo era todo al principio?

-Sí, lo recuerdo. Recuerdo que ahorré mucho para comprar mi primer vestido, que mis primeros coords eran muy muy sencillos, recuerdo algunos errores que cometí, pero he mejorado.

-No te he preguntado eso, Lolita. Te pido que recuerdes bien, que rememores a qué olía el aire cuando empezaste a leer sobre ésto, la textura de tu primera prenda, la primera vez que terminaste una prenda hecha por tí misma. Recuerda, Lolita, recuerda; recuerda cómo te sentías cuando todo lo que veías tenía una posibilidad de ser precioso, cuando por muy pobre o inexperta que fueras todo te parecía genial y no había nada que no pudieras conseguir porque todo te parecía fácil. Recuerda cuando hacías coordinates muy sencillos y un poco raros pero que te hacían sentir la más felíz, la más hermosa; recuerda la sensación de llevar algo que no era en absoluto adecuado y aún así te sentías como la mejor lolita del mundo….
¿Lo recuerdas? Bien, pues no lo olvides nunca, nunca, porque por mucho que hayas aprendido, por mucho que hayas mejorado ésa era tu esencia, Lolita, no la olvides nunca; no te dejes llevar por el lujo y la extravagancia, no te dejes llevar por lo “correcto”, “acertado” o “adecuado”; hazlo como tú: Único.
Ahora que sabes todo lo necesario, vuelve al principio.
Como en el mito de la Caverna el que ha conocido el Sol vuelve al mundo de las Sombras, ahora debes volver a explorar.
Como en las teorías de Descartes, ahora que has sido instruida es hora de que olvides todo lo que te enseñaron para encontrar nuevas soluciones tú misma.